Dos brototiras en dos semanas... ¿Querrá decir esto algo? Pues no sé yo, la verdad.
Hoy la cosa va, como no podía ser de otra forma, de culo(s). Y es que poco a poco, queridos camarradas, en eso nos vamos quedando.

Un saludete, majos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada