Antes de nada, creo que merece la pena que os pida disculpas por todo el tiempo que he estado sin publicar. Las razones por las cuales no he podido (muchos pensarán que no vienen a cuento, y tendrán razón) son variopintas y de todos los colores, así que paso de justificarme. Así de chulo soy. Y como ya estamos metidos casi de lleno en campaña electoral, qué mejor que hablar un poco más de la fauna que alimenta los telediarios estos días. Que aproveche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada