¡Ey! He aquí la última tira... o algo así. Qué de cenizos hay en el mundo, santo dios...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada